fbpx

¿Y si en lugar de empezar “haciendo” empezamos “deshaciendo”?

Mucha mierda, además de significar “Suerte” en las Artes escénicas también es un concepto literal que puede definir todo aquello que vamos acumulando y que nos hace sentir mal, desde personas a pequeñas situaciones cotidianas, y que, por un motivo u otro, no nos deshacemos de ellas o no las resolvemos.

Un error que explica por qué no conseguimos alcanzar esos nuevos propósitos es que tratamos de meter antes de sacar, suena un poco bestia, pero tiene su sentido, démosle la vuelta y tratemos de sacar antes de meter. Hay que hacerle hueco a aquello que sea tu propósito u objetivo por lo que primero tendremos que dejar de hacer algo que ahora hacemos para utilizar ese hueco para hacer cosas nuevas.

Empecemos

Empieza por redactar una lista de todas aquellas cosas que te irritan de tu vida, desde esa amiga impuntual que te hace esperar cada vez que quedas, hasta ese zapato que lleva tiempo esperando que lo lleves al zapatero a arreglar. Esto además de consumir energía, provoca malestar e impide que nos centremos en lo nuevo.

La lista de lo que nos irrita puede dividirse en: molestias que requieren solución a corto, medio o largo plazo. Y dentro de cada uno de estos subapartados, también puedes dividirlo entre las soluciones que dependen de ti, de aquellas de las que necesitas la colaboración de otras personas. Puedes hacerlo en más apartados y separar lo que te pincha a nivel personal, profesional, de pareja, de tu casa. Elige el método que más útil te sea.

Ejemplos:

  • A Corto Plazo:
  • No enfadarme con las llamadas de comerciales y buscar una respuesta graciosa para cortar la llamada telefónica
  • Darme de baja en una cuenta del banco que no utilizo
  • Comprar los calcetines de deporte que siempre digo que tengo que comprar y nunca compro
  • A Medio Plazo:
  • Hablar con mi amiga y pedirle que no me haga tanta crítica. Cree que me sirven sus consejos, pero me hunden más que motivan
  • Buscar ese curso de formación que hace tanto que me apetece hacer
  • A Largo Plazo:
  • Romper con mi amigo, sólo me llama cuando le interesa y siempre me siento utilizado
  • Dejar de veranear siempre en el mismo sitio, quiero hacer algo distinto

Y ahora, manos a la obra

¿Por dónde empiezas? Por lo fácil, por lo posible, por lo que dependa de ti, por aquello para lo que tengas tiempo. Dale una prioridad, ponles fecha, actúa, ordena, tira. Libérate de todo lo que te genera malestar. Estas situaciones, a veces pequeñeces, no se suelen resolver por sí solas, tendrás que intervenir tú.

Muchas de estas actividades están asociadas a la dejadez. Y cuando te percibes como alguien dejado, tu autoestima baja, te metes en el bucle. Por eso a veces eres incapaz de hacer actividades nuevas porque tienes una mochila no resuelta y te percibes como alguien que no resuelve o cierra sus carpetas.

Prueba a deshacerte de lo que te molesta en lugar de fantasear con lo que anhelas. Dale un enfoque distinto a tus propósitos u objetivos porque ya sabes lo que dijo Einstein “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

 

Muchas Gracias

Myriam Casillas